SORPRESAS #VT DEL CURSO 15/16

IMG_6138

Hola, foldibujantes!

Como todos los finales de curso, me siento a reflexionar sobre el transcurso del mismo: los obstáculos superados, los retos pendientes de alcanzar, las propuestas de mi alumnado para el próximo curso,…

Pero este año, ha sido un año de sorpresas,… Os dejo aquí dos relacionadas con el #visualthinking que merecen ser compartidas.

LOS DIBUJOS: A comienzos de este curso, me lancé a analizar la unidad de ORIENTACIÓN a pesar de que en el manual de referencia estaba entre las últimas. Mis razones tenía. Como actividad final, pedí a mis alumn@s hacer un dibujo que representase su candidatura. Es decir, una representación gráfica de su marca personal que pudieran usar para “firmar” su portafolio profesional.

Hubo tres reacciones: quien dibujó algo relacionado con sus estudios, quien dibujó algo relacionado con sus aficiones y quien no pudo dibujar nada (quedó paralizad@).

Curiosamente tod@s aquell@s que se incluyeron en el primer grupo han seguido las clases con normalidad y han finalizado con éxito. Aquell@s que se encontraron en las otras categorías, o han abandonado, o no han seguido las clases con la regularidad necesaria y están en estos momentos procurando “el milagro”.

¿Es esto algo casual? ¿Podemos inferir alguna conclusión científica? ¿Podemos utilizar este método como prueba inicial? ¿Habría un sistema para voltear esta situación? ¿Por qué la orientación no se practica con espíritu holístico, más allá de un mero itinerario académico? Te propongo este video TED como punto de reflexión: https://www.youtube.com/watch?v=A7KRSCyLqc4

Querid@ colega, si el próximo año te animas a realizar esta experiencia, te ruego me remitas los resultados. Estoy convencida que podemos establecer líneas de actuación futura. Y de paso, por qué no, hacer ciencia,… aspecto no exclusivo de las universidades, -esto me da para otro post;)

LAS CARTULINAS: A comienzo del segundo trimestre nuestra alumna del Máster de Secundaria (@aprendizdeprofe) de la #UPO, propuso a los grupos realizar un mapa mental de la unidad didáctica de NÓMINAS. Explicó en clase en qué consistía este instrumento y cómo debía elaborarse. Una vez hecho esto, abrió unas inocentes cartulinas y sucedió. El problema se formuló en la siguiente pregunta: ¿y si estropeamos las cartulinas? ¿cómo vamos a hacerlo si faltan algunos compañer@s?

¿Pero de qué hemos convencido a este alumnado? ¿Nada más que podemos gestionar “enseñanza” mediante miedos? ¿No sabemos (o no queremos) pensar en términos de mera experimentación? ¿En qué momento pierden los estudiantes el gusto por crear?

Te dejo un enlace a una explicación muy sencilla de este método (explicado por Educando) para que, a su vez, los compartas con tus grupos: https://www.youtube.com/watch?v=_q6jzZRQF9g y este otro en el que Diana Nyad nos explica cómo con 60 años consiguió cruzar el Estrecho de Florida https://www.youtube.com/watch?v=Zx8uYIfUvh4. Buen ejemplo para perder el miedo a una “blanca cartulina”.

Querid@ colega, te animo a practicar los mapas mentales en tus clases y a habilitar nuevas estrategias que permitan el éxito a tu alumnado. Para alcanzarlo hay que perder el miedo. Un buen paso puede ser “dominar” el miedo al “folio en blanco”.

“Think FOL, visual JOB”;)

Anuncios

…yo no fui ponente de #mentesbrillantes2014

PRIMERA JORNADA DE #MENTESBRILLANTES 2014

IMG_7885[1]

Hoy confieso que no he participado como conferenciante. Lo gracioso de esta experiencia es que quienes me conocen, cuando sabían de mi asistencia al Encuentro #MentesBrillantes2014, han llegado a preguntarme si iba a ser ponente. ¡Qué más quisiera yo que tener algo interesante (y brillante) que transmitir al mundo! En cualquier caso, os agradezco de corazón vuestra lealtad.

La idea de parar y ESCUCHAR a quienes han sido considerados “brillantes” en sus campos de actuación (personal, social, profesional,…), es de lo más atractiva. Tener tiempo de activar todas aquellas partes de mi cerebro que normalmente están dedicadas a otras cuestiones más rutinarias, y exponerlas a la resolución de operaciones no conscientes (así las ha llamado el profesor Marina).

Aunque estoy convencida que muchos y muchas habrían disfrutado de este tiempo de “parada” para dedicarlo a cualquier otro menester. Les hubiera resultado indiferente (o, como dicen en mi tierra, “traído al pairo”) activar ninguna parte de su cerebro. Es más, muchos y muchas hubieran preferido, directamente, desconectarlo (el cerebro, por supuesto).

Este post surge con una doble finalidad. En primer lugar, dar a conocer esta iniciativa a mi red social. Y, por otro, tener un argumento válido (y muy egoísta) para organizar la ingente cantidad de información que se ha manejado en 12 exposiciones de 21 minutos.

…los temas principales:
Empezamos con fuerza, ¡educación! ¿O EDUCACIÓN? Con mayúsculas, ¡sí señor! Como dijo San Agustín: “escuchad antes a los que enseñan que a los que mandan”.

Los primeros ponentes nos han ayudado a manejar y organizar conceptos tan manidos y, a la vez, tan difíciles de gestionar (o no, ya no lo tengo tan claro) como son el talento, la inteligencia, la creatividad, la innovación y la libertad.

Aunque parezca un galimatías, Marina, Gerver, Gulalai y Cacabelos, nos han explicado muy clarito que la inteligencia no se traduce necesariamente en talento. Sino que tiene talento el que pone su inteligencia en acción. Y, fruto de dicha actuación, podemos ser creativos y, por ende, innovar. Aunque todo ello debe ser realizado en un contexto de libertad y respeto en valores.

La libertad para cuestionar lo establecido, para promover nuevas fórmulas, para “no parchear” sino sustituir, para replantear la educación e, incluso, la salud, es el caldo de cultivo de la creatividad y la innovación. Dicho en otros términos, caldo de cultivo para… ¿un nuevo modelo productivo?

Sin casi descanso para un refrigerio pasamos a la superacción. Juego de palabra entre “superación” y “súper acción”. Hemos conocido en primera persona la lucha de personas por el logro de metas, la resolución de problemas imposibles o la búsqueda de lo que realmente les apasiona.

En este apartado, Stix, Dekker y Vollmer, nos han dado nuevas claves para convertir nuestra vida en “súper vida”. Vuelve a aparecer una idea sencilla a la par que ¿inalcanzable? Las acciones humanas deben ir encaminadas al logro de una meta, un sueño, un objetivo más allá de las limitaciones que la sociedad (o sus prejuicios) quieran imponernos. Esta acción implica la superación de barreras (personales y colectivas). De esta manera, reafirmamos ser por encima de cosas, etiquetas, u otros obstáculos reales o imaginarios. Y para ello, como premisa de partida, practicar la capacidad de la flexibilidad y la adaptación. De esta manera, la felicidad fluye de forma natural y espontánea.

…y, por último el compromiso creativo (aunque yo no he firmado en ningún sitio)
Ha sido tal vez la parte más circense de la jornada. Espectáculo de magia, presentación gráfica de conceptos, concierto de Anxo, participación de Maldita Nerea, Spilberg (enhorabuena Sr. Espinosa),… En contra de lo que cualquiera hubiera pensado han aparecido los términos de miedo, método e integración.

Para explicarlo voy a permitirme usar una metáfora. Imagina que vas a hacer senderismo. Tienes un punto de partida, un destino, una ruta planificada inicialmente y un mapa para consultar.

En primer lugar, el miedo es nuestra mochila. No debemos meter peso “extra” que consuma más energías de las necesarias. Nuestra mochila a la hora de crear son nuestros propios miedos. Tener miedo consume los recursos que, de no tenerlos, dedicaríamos a crear (o creer). Nos lo han repetido hasta la saciedad, no debemos tener miedo a ser, ni a dejar que las personas sean. La verdadera potencialidad de los seres humanos radica en la capacidad de entender el momento presente como “su mejor momento”. Vivir bajo este sencillo lema implica saber decir no a los demás (cuando así sea necesario), hacernos valer, superarnos a nosotros mismos y entregarnos sin resistencia a que la vida nos sorprenda.

En segundo lugar, el mapa es nuestro principal instrumento (aunque con los tiempos que corren seguro que llevaríamos un GPS). Es la herramienta que organiza nuestro caminar. En el símil, sería el método. La creatividad requiere de organización, sistematización, control y responsabilidad (por increíble que parezca). Pero Anxo nos lo ha explicado con sus 8 cinturones. Si quieres aprender chino no hace falta irte a China, hace falta ser metódico, empezar por lo importante, dedicarle el tiempo adecuado,… ¡y así hasta donde quieras llegar!

La integración es la capacidad para improvisar. Imaginemos que en nuestra caminata empieza a llover, nos caemos a un río, se nos hace de noche,… Nos va a hacer falta improvisar, tirar de conocimientos y capacidades previos que habremos de poner al servicio de la situación. Es decir, habremos de integrar para resolver, buscar aprendizajes anteriores como recurso de superación.

…en fin
En fin, gracias al @ElSerCreativo por dar a conocer estas experiencias y decirles que “necesitamos más de esto”, gracias a los ponentes por su generosidad y ser capaces de abrirse con semejante naturalidad y sencillez, y gracias a ti que me estás leyendo y planteándote qué puedes hacer tú por ser “brillante”.

JUEGO DE CREATIVIDAD I

Imagen

El tema de la creatividad me fascina. En el blog (Rimas Sueltas: https://sabinagata.wordpress.com), en scoop.it (“nuevos aprendizajes para el emprendedor”), en mi perfil de twitter (@SabinaGata) o donde me pille, voy colgando todo lo que encuentro. Desde consejos para su puesta en marcha, estrategias para su fomento, técnicas para su gestión, explicaciones de su origen biológico y su distinción con respecto a otros términos, como por ejemplo el de innovación (que sin ser lo mismo, suele emplearse como sinónimo).

Tengo un montón de entradas relacionadas con el tema que te recomiendo leer. Pero eso para cuando tengas tiempo. Hoy vamos a jugar. Aunque, para satisfacer a tu hemisferio izquierdo (recuerdo que es el racional, el ordenado, el cumplidor de normas y reglas), voy a dar una breve explicación del juego que hoy os propongo.

Es importante…
Es gracioso porque todos y todas andamos convencidos de su importancia y se teoriza mucho sobre sus ventajas en la mejora de cualquier cosa. ¿Cualquiera? Sí, verás. Le presuponemos un fuerte impacto sobre nuestra economía, sobre la capacidad productiva y comercial de las empresas o sobre la necesidad de su incorporación en el sistema educativo. Es más, también se anima a las personas a fomentar esta capacidad para, por ejemplo, el afrontamiento de las adversidades, la orientación laboral, los procesos de reinvención profesional,…

¿Pero sabemos emplear nuestra creatividad?
Sin embargo, no sabemos llevarla a la práctica con tanta naturalidad como nos gustaría. Por ejemplo, mis alumnos y alumnas suelen quedarse bloqueados cuando propongo buscar un nombre comercial para la cooperativa. O, cuando deben analizar las necesidades que va a satisfacer la empresa que estamos montando.

Piense en su día a día: ¿por dónde le meto mano a este informe? ¿qué compensaciones puedo ofrecer en esta negociación? ¿cómo puedo alcanzar el nivel de ventas que me exigen? ¿cómo arreglamos esta reclamación? ¿qué servicio puedo ofrecerle a este potencial cliente? ¿existen nuevas formas de hacer lo mismo que hago pero en menos tiempo?

Cuento una anécdota para ejemplificar lo que digo. Hace poco he querido preparar algunas fotos de cierta calidad y profesionalidad para utilizar en los perfiles de mis redes sociales. Planteado el problema a varios estudios fotográficos de toda la vida, me llevé la sorpresa de que aquello sonaba a chino. Literal, solo quería que me entregaran las fotos en soporte digital, no necesitaba sacarlas a papel. En algunos casos, simplemente me dieron un “no”, perdieron un cliente. ¿Tan difícil era buscar una alternativa?

El primer paso…
La creatividad necesita ser “enchufada”. Sabemos que su centro de conexión se encuentra en el hemisferio derecho del cerebro humano. Esta parte del cerebro es la más “primitiva” de nuestra conciencia. Aquí se gestionan las emociones, se crean sueños, se interpretan señales, nos permite visualizar lo intangible.

Por las razones que sean, educativas, culturales, sociales,… nuestros hemisferios derechos han quedado supeditados al imperio lógico del izquierdo. Ambos funcionan de forma paralela pero parece que las conclusiones del izquierdo terminan imponiéndose a la “diversión” generada por el derecho.

Aquí está la clave:
El hemisferio derecho necesita ser expuesto a imágenes, experiencias, ensoñaciones, visiones, lecturas,… El objetivo es quebrar la hegemonía racional del izquierdo y permitir a nuestro hemisferio derecho y, por tanto a nuestra creatividad, ser reyes por un momento.

El juego
La entrada de este post es un dibujo que hice hace poco con acuarelas mientras mis hijos pintaban en el campo. ¿Qué ves? Lo se, NADA. ¡Bueno, sí, un garabato! Está mandando tu hemisferio izquierdo. Inténtalo otra vez. ¿Seguro que no ves nada? ¡Dale la vuelta! ¡Cambia los colores Pregunta a los peques de la casa. Suele funcionar, los niños y niñas todavía no están sometidos al imperio de la razón. En este vídeo te presento una propuesta: http://animoto.com/play/QJxxCq1Cp1zh10u4qksclQ

¿Ves algo más? ¿NO? Entrena tu hemisferio derecho. Siempre se está a tiempo. No es algo propio de genios y artistas, va más allá. Es la capacidad para la supervivencia, para ver la realidad como un todo y ser capaz de integrar soluciones donde antes no se veía nada. Y la tenemos todos y todas. Utiliza estímulos de tu entorno para entrenarte, ve al museo, haz manualidades, inventa historias,… Ah! Y visita el blog de vez en cuando que voy a preparar otros juegos.

¿Ves algo más? ¿SI? Enhorabuena. Ahora tienes conectada tu creatividad. El reto es mantenerla y gestionarla. Cuestión de tiempo y práctica. Te propongo que inventes un título sugerente y divertido para mi dibujo. También iremos revisando en el blog estrategias, técnicas, programas,… ¿Quieres colaborar?

Espero que te haya gustado!

 

7 Formas de aumentar tu creatividad, talento e ideas @RLloria

See on Scoop.itnuevos aprendizajes para el emprendedor

(Fuente de la foto: entrepreneurthearts.com)

 

Hoy, como podría ser ayer, antes de ayer o mañana, es de esos días que uno piensa. Os pongo en situación; no sé si os habrá pasado alguna vez por la cabeza, si habréis experimentado esa  sensación, “¿Qué he de hacer?” algo, para ayudar, colaborar, o salir de ese impaso, de ese problema, de esa situación profesional, personal etc. Y en ese momento ya no sabes ni como hacerlo, ni como generar y crear una idea, una solución a un problema, a una situación contraria a la esperada, deseada o ambas cosas, entonces os preguntáis   ¿Qué he de hacer ? ¿Cómo lo puedo hacer? ¿ Y ahora qué? ¿ Y esto como lo solucionamos?

See on ricardlloria.wordpress.com