No todo son técnicas #VT

robots.png

Cuidado! No siempre que hablamos de Visual Thinking, nos estamos refiriendo a la misma realidad. Voy a comentaros un matiz que viene a corregir un error coloquial en el que caemos muchas veces en el ámbito educativo, la distinción entre estrategias de pensamiento visual (Visual Thinking Strategies, VTS) y técnicas de pensamiento visual.

Las VTS nacen en los Estados Unidos, en el ámbito de los programas educativos de museos de arte. Este método didáctico es desarrollado en los años 70 por Abigail Housen en colaboración con el entonces director del departamento de Educación del MoMA de Nueva York, Phillip Yenawine. La idea central de las VTS es facilitar al espectador la interpretación de las obras que se contemplan a partir de tres preguntas ¿Qué ves? ¿Qué te hace decir eso? ¿Qué más ves?

Por su parte, las técnicas de pensamiento visual son una batería de presentaciones que basan su comprensión en nuestra capacidad para interpretar imágenes. Entre otras técnicas, podemos considerar los mapas mentales, los storyboards, los mapas de empatía, lienzos de negocio e, incluso, los mandalas.

Podemos defender estas técnicas como un recurso muy significativo en los módulos de #FOL y #EIE desde el momento en el que gran parte de sus contenidos son absolutamente nuevos para el alumnado. El hecho de no haber experimentado nunca una determinada realidad hace que sea difícil hablar de ella y, por supuesto, de ser capaz de utilizar su terminología y/o entender las relaciones que se dan entre los diferentes constructos. Las técnicas de pensamiento visual son, por tanto, un recurso genial para docentes de esta especialidad.

En cuanto a la confusión que genera el término, debemos remarcar que, a su vez, las técnicas de VT no son Educación Artística, ni Aprendizaje Invisible, ni Gamificación, ni Design Thinking, ni siquiera Art Thinking. Aunque en muchas de estas metodologías se pueden encontrar técnicas propias de la misma en combinación con otros métodos. Esta yuxtaposición es lógica ya que el pensamiento visual es una capacidad humana, no una metodología en sí y, por lo tanto, metodologías propiamente dichas, como las anteriores, sí son conscientes de la importancia de esta habilidad y la emplean de manera transversal.

Espero que os sea útil esta información y nos permita seguir avanzando en el entendimiento y la aplicación de estas técnicas.

Una pequeña ayuda bibliográfica:

Sanz, M. G., Torruella, M. F., & Gómez, G. C. (2016). Las Visual Thinking Strategies (VTS) desde la perspectiva del educador patrimonial. DAFO del método en su aplicación práctica. Revista de educación, (375), 160-183.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s