¿QUÉ HACES CON TUS COMPETENCIAS?

Image

“DESARROLLO PROFESIONAL DOCENTE (DPD) EN TÉRMINOS DE ACTUACIÓN DIARIA:

¿QUÉ USO HACEMOS LOS DOCENTES DE LAS COMPETENCIAS PROFESIONALES ADQUIRIDAS?

Análisis de validez de contenido del instrumento diseñado para la medición del DPD mediante el juicio de expertos

Proyecto de investigación presentado por @SabinaGata para ABPmooc_intef

 

Aunque suene exagerado “daría lo que fuera por poder dedicar mi vida a la investigación”. Me resulta apasionante. Las pocas oportunidades que he tenido en este sentido, me han aportado grandes satisfacciones. Sobre todo de carácter intrínseco, ¡vaya, la mera satisfacción personal de haber alcanzado semejante reto!

Me gustaría que muchos y muchas más compartieran esta inquietud, ya que tengo el convencimiento que es el inicio (el botón de ONN) de todos esos cambios productivos, económicos, culturales, etcétera, que sabemos tenemos que llevar a cabo como sociedad.

Dicho lo cual, te presento el guión de la investigación propuesta para ABPmooc_intef y que bien pudiera servir como germen de colaboración con carácter de permanencia en un futuro. ¿Qué te parece la constitución de un observatorio social, un laboratorio de ideas o una red de investigadores promovida desde las Enseñanzas Medias? Mi invitación a quienes lean este post o mi adhesión a quienes ya lo hubieran constituido. ¡Contad conmigo!

Para “abrir boca”, te digo que busco diez docentes con ganas de formar parte del panel de expertos en el análisis de la validez de contenido del cuestionario de medición del “desarrollo profesional docente”. Estudiaremos la posibilidad de orientar al docente y a sus superiores en el logro de una carrera profesional motivadora y enriquecedora.

Se propone para ello, el estudio de una herramienta que permita llevar la gestión del desarrollo profesional docente, más allá del voluntarismo del profesorado, del “sentido común” de los equipos directivos, del cumplimiento de instrucciones de la Inspección y/o de las disposiciones normativas de las distintas Administraciones escolares.

¡Un buen reto!, ¿verdad? ¡Te animo a participar!

Comenzamos con la presentación. Dos detalles que quiero anticipar: primero, no facilito ni referencias ni glosario de términos porque el proyecto quedó más largo de la cuenta y me parecía “abusar” de mis evaluadores. Si estás realmente interesado, no dudes en ponerte en contacto conmigo; y, segundo, para aquellos que no estén familiarizados con términos psicométricos os dejo el enlace a los apuntes desarrollados por la profesora Esther Chiner (http://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/19380/25/Tema%206-Validez.pdf).

¿Qué problema o pregunta queremos investigar?
Esta investigación es el primer paso en el diseño de un método de gestión del desarrollo profesional docente (en adelante DPD). Entendemos por DPD, “el proceso integral que permite la evolución del individuo, tanto en áreas personales como profesionales” (adaptado de Rubino, 1995). La idea es, por tanto, saber cómo llevar a cabo dicho proceso madurativo para que tenga esta condición de integral.
Seguro que en alguna ocasión te has planteado cuestiones tales como, ¿en qué nivel de desarrollo se encuentra mi carrera profesional? ¿qué grado he avanzado? ¿qué aspectos debo mejorar de cara a potenciar a mi desarrollo profesional docente? O en términos coloquiales, ¿cómo puedo mejorar mi día a día? ¿qué me ha fallado en esta ocasión? ¿por qué no he captado la atención de mi alumnado? ¿qué animaría a mis compañeros y compañeras a participar en un determinado proyecto? ¿cómo puedo convencer al equipo directivo de la necesidad de invertir en ciertos recursos?
Por otro lado, si es Usted líder en alguna entidad educativa puede que se haya preguntado, ¿qué desarrollo profesional tiene esta entidad? ¿hacia dónde pueden dirigirse nuestros esfuerzos? ¿qué tipo de profesionales necesitamos? ¿qué criterios tengo que emplear para gestionar un presupuesto dado?
El concepto de DPD que hemos facilitado, resulta ineficaz a la hora de llevarlo al campo de la investigación. Necesitamos una nueva definición que permita moldear el término desde un punto de vista operativo.
Así, de forma pragmática, vamos a dar un paso en pro de su manejo en esta investigación, estableciendo que dicho desarrollo profesional supondrá la puesta en práctica de las competencias profesionales que integre cada docente. Es decir, el logro de las capacidades, las habilidades, las destrezas, etc. que nos permitan enfrentar de forma significativa los anteriores planteamientos.
De esta manera, y mediante una formulación matemática, podemos decir que
DPD= actuación resultante de la suma de las competencias profesionales del conjunto de docentes de un determinado centro educativo.
En nuestro caso y, de modo sintético, podemos decir que queremos investigar la posibilidad de incorporar herramientas científicas en la medición de las competencias puestas en marcha por la persona. Queremos conocer la forma en la que estas competencias se materializan en el día a día de la actuación docente.
¿Qué sabemos ya sobre este tema?
Sabemos que el concepto de DPD emerge como un potente motor de la praxis docente, al revelarse como guía “a la hora de maximizar el impacto del aprendizaje en los estudiantes” (Alfano, 1994). Al igual que en otras profesiones, se habla de la “carrera profesional” a la hora de guiar la evolución del trabajador o trabajadora; en el ámbito de la educación, se ha promovido el paradigma de “desarrollo profesional”.

Existen numerosas razones que promueven esta iniciativa: diversidad de población estudiantil; demanda, por parte de las autoridades y la comunidad, de mayor competencia en el proceso instruccional; incremento en el valor de los recursos; cortes en los presupuestos; confusión en las misiones de las instituciones educativas; creciente cantidad de docentes a tiempo convencional que forman parte de las universidades e instituciones educativas; las innovaciones tecnológicas, y quizás más relevante, los avances en la tecnología de la información (Alfano, 1994; Kapp, Healy, Nellisen, Mihevc, deWinter, Hebron y Watt, 1996).

Como hemos dicho, este proceso madurativo lo hemos traducido en términos de adquisición de competencias profesionales. La principal razón para tomar esta decisión es la exhaustiva profundidad que ha alcanzado su estudio en la última década. De hecho son múltiples las listas descriptivas propuestas por diferentes autores que las integran, con mayor o menor grado de detalle (Perrenoud, 2004; Zabalza, 2003; Valcárcel, 2005; Tejada, 2009).

Nuestro reto consiste en poder ver en qué se traducen posteriormente dichas competencias una vez que la persona vuelve del “contexto formativo” al “contexto laboral”. Y para ello, necesitamos un instrumento de medición que nos permita identificar y cuantificar su grado de consecución.

¿Cuál puede ser la solución al problema o la respuesta a la pregunta?
Como ya hemos dicho anteriormente, la inquietud que mueve esta investigación es la detección de actuaciones que nos indiquen la puesta en práctica de las competencias adquiridas. Para ello, proponemos el diseño de un cuestionario que facilite dicha tarea.

Pensemos que podemos tener una competencia, y además tenerla certificada; pero algo muy distinto, es estar dispuesto al ejercicio de la misma de cara al logro del éxito de la organización (en términos de calidad de enseñanza).

Hemos acudido al concepto de comportamiento laboral para analizar qué posibles analogías podían darse entre ambas realidades, “competencia” y “comportamiento”. En otras palabras, ¿qué resultado tiene la adquisición de una competencia en el proceso de enseñanza ejercido por los docentes?

El campo teórico de los “comportamientos de ciudadanía organizacional” se ha revelado como crítico a la hora de indagar la naturaleza de las actuaciones que de forma cotidiana forman parte de nuestro rol profesional. Partiendo del concepto de “ciudadanía” procedente de la Filosofía Política se engloban dichas actuaciones en tres grandes etiquetas, comportamientos de lealtad, comportamientos de entrega y comportamientos de participación.

Por facilidad de lenguaje, haremos referencia a cada uno de ellos como lealtad, entrega y participación. Definamos cada una de ellas para así facilitar su comprensión.

La lealtad implica una relación de “amistad” derivada de la ética profesional y personal y se traduce en actuaciones honestas aun cuando ellas supongan un sacrificio propio o la denuncia de actuaciones ilegales, dolosas, erróneas y/o violentas (silenciadas de alguna manera por un miembro de la organización).

La entrega no debe traducirse en la mera ocupación del puesto de trabajo. Es una ocupación comprometida en la que se actuará con atención, interés y esfuerzo en pro de los retos que se haya marcado la entidad.

La participación supone el desarrollo de actos de innovación, sugerencia, búsqueda de soluciones para futuros retos e implicación en los órganos colegiados de decisión y/o gobierno.

Vamos a decidir qué competencias quedarían integradas en cada una de las anteriores agrupaciones. Para ello, vamos a adaptar el cuestionario desarrollado por Bettencourt, Gwinner y Mauter (2001) para el ámbito general de las profesiones orientadas al sector servicio, entre las que se encuentra la educación.

¿Cómo podemos recoger los datos?
Como se describe en el título, el objetivo final de esta investigación supone la exploración de la validez de contenido de una posible escala de determinación de comportamientos de ciudadanía específicas para el ámbito docente.

Para el análisis de la validez de contenido se empleará la técnica del “juicio de expertos”. Para ello, se ha diseñado un cuestionario en el que los participantes deben emparejar las competencias profesionales elegidas con el tipo de comportamiento que consideren mejor las describe.

Autores como Skjong y Wentworht (2000), y de Arquer (1995) han propuesto diversos pasos para la realización del juicio de expertos: (a) Preparar instrucciones y planillas, (b) seleccionar los expertos y entrenarlos, (c) explicar el contexto, (d) posibilitar la discusión, y (e) establecer el acuerdo entre los expertos por medio del cálculo de consistencia.

Siguiendo el proceso descrito en el párrafo anterior, a la cumplimentación de la plantilla on line diseñada al efecto, debemos añadir sesiones de trabajo colectivo (que se organizarán mediante el desarrollo de Hangouts).

¿A quién o con quién investigaremos?
La muestra que emplearemos en esta investigación serán, por un lado, aquellos participantes en el mooc sobre “Aprendizaje Basado en Proyectos” organizado por el INTEF; y, por otro, aquellos miembros de su equipo educativo. Las personas interesadas se denominarán jueces y su participación será voluntaria pero no anónima.

Este sistema de trabajo requiere de un proceso de retroalimentación que permita consensuar la versión definitiva del cuestionario.

El número de expertos recomendado para formar parte del panel, varía en función de los autores. Se manejan rangos de dos a veinte. El perfil ideal será persona que en la actualidad esté desarrollando labores docentes, en cualquier nivel educativo y que tenga o haya tenido cargo directivo.

¿Alguna otra información complementaria?
Este examen de validez mediante juicio de expertos, debe ser posteriormente completado por un análisis psicométrico de la escala resultante. Ello supone la realización de un estudio piloto en el que contáramos con una muestra relativamente amplia (para garantizarnos su representatividad). Este segundo paso es más laborioso y consume mucho tiempo. Si nos queremos plantear plazos realistas estaríamos hablando entre seis meses y un año.

Lo interesante es que contamos con un estudio idéntico en el ámbito de los profesionales del sistema financiero que nos podría servir como grupo de control. Además puede ser interesante contrastar las conclusiones resultantes en términos de antigüedad, nivel salarial y sexo.

En un primero momento, los jueces deben ser instruidos en la temática recibiendo información precisa de los conceptos manejados, el objetivo final perseguido y la muestra empleada. Todo ello, se entiende imprescindible a la hora de validar adecuadamente el instrumento ya que garantiza su contextualización global.

¿Cómo difundiremos nuestra investigación?
Los resultados de este estudio serán interesantes para guiar la motivación del docente hacia nuevos retos formativos. Su empleo puede ser considerado por la persona en entornos individuales, por la organización en la que se encuentran (equipos directivos, centros de formación del profesorado) e incluso, por las administraciones.

En general, el logro de un cuestionario válido y fiable es interesante a la hora de facilitar criterios para el establecimiento de rutas formativas personales, la gestión de docentes, la asignación de partidas presupuestarias, la creación de redes de colaboración con otras entidades, el establecimientos de Planes de Centro operativos…

La difusión del producto final es la parte del proceso investigador que me resulta más difícil. Me consta la existencia de numerosos congresos en los que presentar resultados (mira la lista cronológica que facilita la Cátedra UNESCO de la UNED en el siguiente enlace: http://www.uned.es/catedraunesco-ead/Congresos.htm) y de revistas relacionadas con la educación (te dejo también la lista de revistas electrónicas que publica la OEI, Organización de Estados Iberoamericanos (http://www.oei.es/oeivirt/revedu.htm).

Pero cuando he querido publicar algún artículo he tenido que enfrentar muchas objeciones, no es temática interesante para la editorial, la muestra es pequeña, incluye referencias de otras ciencias sociales,…

Para superar estas trabas, me parece muy interesante, la vía de la auto publicación mediante la colaboración en blogs, páginas web, círculos de G+ constituidos por miembros de diferentes comunidades educativas y toda la red de contactos que nos facilita la Red.

Mirando por mejorar

Imagen

Este “ojo” es mi sistema de detección de oportunidades de aprendizaje y mejora. Es una sencilla metáfora que pretende poner de relieve la necesidad de mantener una actitud proactiva a la hora de desarrollarnos como profesionales. Incluye muchas personas, recursos, colectivos,… y quiere seguir incluyendo, integrando, mejorando. Por eso, en el centro del mismo, en su iris, he incluido un generico TU.

Gracias a todos y todas!

Artistas de la docencia: Impulsores del #ABP

Imagen

Un link con la historia de esta experiencia grupal:

https://storify.com/sgatacoronilla/abp-influencias-en-el-diseno-de-proyectos#publicize

Reflexionar sobre la propia actuación profesional es una condición que pocas profesiones se plantean con tanta pasión como los docentes. Seguro que más de una vez te has encontrado (si es que te dedicas a esto por vocación) preguntándote “¿Lo estamos haciendo bien? ¿Ha aprendido mi alumnado? ¿Cómo podemos alcanzar el mismo objetivo de forma más dinámica?”

Llevo inmersa en este curso sobre “Aprendizaje basado en proyctos” algo más de un mes. Hemos visto qué es un proyecto, cómo se diseña, cómo se organiza,… Pero ahora llega el momento de la reflexión, ¿qué impulsa un proyecto?

Con este propósito en mente y con el convencimiento de que aprenemos en red, me animé a participar en dos encuentros: un hangout con profes de FOL (MOOCAFOL) y una charla a través de Twitter, que organizaron respectivamente los incombustibles @edulcoro y @AgoraAbierta.

Es difícil poner sobre la mesa de forma sintética las reflexiones que me han surgido a partir de ambas experiencias. Pero aun a pesar de parecer la lista de la compra, lo intentaré en pro del lector de este post:

1) La sensación de que somos muchos los docentes dispuestos a cambiar las inercias profesionales que llevamos poniendo en marcha desde tanto tiempo atrás.
2) La gratitud hacia aquellos que han tomado puestos de abanderados en este movimiento y el ofrecimiento de mi lealtad desde mi día a día.
3) El convencimiento de que muchas de las dificultades que enfrentamos son comunes.
4) Y la certeza de que las recetas también lo son. Aunque su puesta en práctica supone la combinaciones de diferentes de iniciativas diseñadas “ad hoc”. Para ello, debemos contar con la participación de toda la comunidad educativa y poder así buscar que el éxito sea integral. Esta capacidad será parte de nuestro “arte docente”.

 

QUÉ AYUDA Y QUÉ DIFICULTA: ¿DE QUÉ LADO ESTÁS?

Imagen

El nacimiento del proyecto JUGUETÓDROMO (y del resto de “simuladores”) parte de dos factores clave: por un lado, el convencimiento colegiado del profesorado especialista de la Formación Profesional del IES Asta Regia (Departamentos de Servicios Socioculturales y a la Comunidad y Formación y Orientación Laboral), de la necesidad de facilitar espacios y tiempos de entrenamiento previos a la FCT, en los que el alumnado se familiarice con situaciones lo más reales posibles a las que enfrentará en su ámbito laboral; y, por otro, de la motivación de este colectivo de docentes por buscar alternativas metodológicas que superen el contexto aula.

Las razones que nos llevaron a dicho convencimiento son, entre otras, la dificultad de practicar aspectos propios de las profesiones de atención a las personas, la yuxtaposición de contenidos en los currículos oficiales de estos títulos, el hecho de que lograr ciertos resultados de aprendizaje es difícil de evaluar, la cada vez mayor exigencia del alumnado de poner sus conocimientos en práctica, la defensa del intrusismo en estas profesiones, los cambios sociales que enfrenta nuestra comunidad, etc.

Arriba os dejo una infografía en la que se presenta un analisis de las variables que ayudan y dificultan la aplicación de este proyecto. Se ha sistematizado a partir de un análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades). Para aquellos con curiosidad por la planificación estratégica os dejo el análisis CAME que completa al anterior y que nos ayuda en la definición de las estrategias:

LÍNEA ESTRATEGICA 1: IMPULSO DE LAS ACTUALES INFRAESTRUCTURAS
En la actualidad el centro en el que nos ubicamos cuenta con cuatro espacios (ludoteca, cocina, taller sanitario y de manualidades) que vamos a emplear como simuladores y para ello se necesitan ciertas mejoras que pretendemos analizar y planificar con este proyecto.

1. Diseñar el listado de situaciones “tipo” que permitan al alumnado vivenciar un contexto futuro de trabajo.
2. Trasladar las necesidades de dichas situaciones “tipo” al espacio real de aprendizaje que nos permitan simuladores lo más reales posibles, mediante la planificación, adaptación y adquisición de los recursos materiales y humanos.
3. Llevar a cabo las mejoras de puesta en valor de estos espacios conforme a las necesidades metodológicas anteriormente expuestas.

LINEA ESTRATEGICA 2: METODOLOGÍA INTEGRAL
Pretendemos ir más allá de las competencias profesionales establecidas en los curriculums oficiales mediante la optimización de las programaciones y el empleo de los tiempos que permitiera el análisis de las posibles yuxtaposiciones y duplicidades que se dieran a nivel de contenidos y su aprovechamiento en los simuladores.

1. Diseñar trayectorias de simulación por perfiles profesionales que permitan el aprovechamiento de nuevos yacimientos de empleo.
2. Elaborar las programaciones propias de cada perfil.

LÍNEA ESTRATEGICA 3: REDES SOCIALES
En estos momentos son muy débiles las relaciones institucionales con otros organismos públicos y/o privados que pudieran tener un impacto relevante sobre la adquisición de capacidades técnicas del alumnado y, de forma recíproca, que pudieran permitir proyectar el potencial de este colectivo sobre las anteriores. Buscamos superar esta distancia y generar sinergias entre la realidad social e institucional y la comunidad educativa.

1. Conocer y profundizar las necesidades de la sociedad desde el perfil de estos Técnicos.
2. Promover la investigación mediante el desarrolllo de estrategias que fomenten el espíritu emprendedor y la capacidad creativa.
3. Facilitar una red de contactos y/o servicios relacionados con estos perfiles laborales al alumnado.

 

RÚBRICAS Y LÍNEA DE TIEMPO

Imagen

Este post tiene como finalidad presentar, por un lado, las rúbricas que se van a manejar a la hora de evaluar el proyecto “Juguetódromo” y, por otro, la línea de tiempo para organizar el mismo. Si quieres saber algo más de dicho proyecto de aprendizaje, te dejo el enlace a su descripción detallada y el video de presentación:
https://sabinagata.wordpress.com/2014/05/07/retomamos-el-proyecto-el-juguetodromo/

Teniendo en cuenta el elevado número de personas involucradas en este proyecto y la variedad de actividades que se exige a cada equipo, vamos a presentar las rúbricas por resultados. Recordamos que, fruto de este sistema de trabajo, los alumnos y alumnas deberán presentar: 1) prototipo del juguete realizado en material reciclado, 2) un anuncio publicitario de presentación del mismo y 3) una infografía con las conclusiones que se hayan alcanzado a lo largo de la experiencia. Además, evaluaremos el nivel de participación en la mesa redonda.
Presentamos una rúbrica específica para cada resultado descrito:

I PROTOTIPO

1. Idoneidad del juguete a la edad del colectivo

 EXCEPCIONAL: El juguete está diseñado para una finalidad concreta y es adecuado al momento evolutivo característico del colectivo al que se dirige

NOTABLE: El juguete es adecuado para la finalidad especificada pero resulta más idóneo para otro momento evolutivo

ACEPTABLE: La finalidad y la adecuación al momento evolutivo no quedan claras pero la revisión y modificación de las mismas permiten su idoneidad
PENDIENTE: El prototipo no está completo o no se ha presentado

2. Materiales empleados
EXCEPCIONAL: Todos los materiales empleados son reciclados
NOTABLE: Se han combinado los materiales reciclados con otros no reciclados de cara a garantizar la seguridad del usuario
ACEPTABLE: Se han combinado materiales reciclados con otros no reciclados pero se requiere una pequeña modificación del mismo de cara a garantiza la seguridad del usuario
PENDIENTE: El empleo de materiales reciclados es minoritario

3. Claridad de las instrucciones
EXCEPCIONAL: Redacción perfecta, sin faltas de ortografía ni de puntuación.
NOTABLE: Redacción perfecta aunque se han cometido algunas faltas de ortografía o de puntuación
ACEPTABLE: La redacción es mejorable pero no se han cometido faltas de ortografía o de puntuación
PENDIENTE: No se entregan las instrucciones o no explican de forma correcta las condiciones de uso y mantenimiento

4. Presentación
EXCEPCIONAL: El prototipo está terminado, limpio y en condiciones óptimas de empleo por parte de un menor
NOTABLE: El prototipo está en condiciones de empleo pero faltan algunos detalles
ACEPTABLE: El prototipo no está en condiciones de empleo por parte de un menor, necesita algunas modificaciones
PENDIENTE: El prototipo no ha sido finalizado o no se ha entregado

SPOT
1. Tiempo 30´
APTO: El tiempo de grabación se ajusta al límite establecido
NO APTO: El tiempo de grabación queda al menos un 20% por encima o por debajo del establecido

2. Inclusión de música
EXCEPCIONAL: Incluye música original y adecuada al público
NOTABLE: Incluye música ya existente y adecuada al público
ACEPTABLE:Incluye música ya existente pero no es adecuada al público
PENDIENTE: No incluye música

3. Originalidad
EXCEPCIONAL: El anuncio es muy original, siendo capaz de captar la atención del público al que va dirigido (o de sus prescriptores).
NOTABLE: El anuncio es muy original pero no es capaz de llamar la atención del público al que va dirigido (o de sus prescriptores)
ACEPTABLE: El anuncio no es muy original pero sí es capaz de llamar la atención del público al que va dirigido (o de sus prescriptores)
PENDIENTE: El spot es una copia de un anuncio ya existente

INFOGRAFÍA

1. Número de conclusiones
EXCEPCIONAL: Se añaden a las conclusiones y reflexiones más allá de las elaboradas a lo largo de la experiencia, fruto de un proceso de madurez individual
NOTABLE: Se consideran todas las conclusiones analizadas a lo largo de la experiencia
ACEPTABLE: Se detallan todas las conclusiones de forma escueta, sin reflexión.
PENDIENTE: Las conclusiones no se presentan o faltan

2. Calidad de las conclusiones
EXCEPCIONAL: La exposición de las conclusiones está muy elaborada
NOTABLE: Las conclusiones quedan explicadas de forma razonada y coherente
ACEPTABLE: Algunas conclusiones están equivocadas pero no así el resto
PENDIENTE: Las conclusiones que se detallan son erróneas

3. Calidad del diseño
EXCEPCIONAL: La infografía contiene toda la información relevante y está bien diseñada en cuanto a colores, reparto de espacios
NOTABLE: La infografía contiene toda la información relevante pero su diseño resulta inadecuado
ACEPTABLE: La infografía ha sido elaborada a mano, sin emplear recursos digitales pero contiene toda la información relevante
PENDIENTE: La infografía no ha sido presentada o ha sido elaborada a mano con importantes lagunas en cuanto a su contenido

4. Defensa
EXCEPCIONAL: Presentación oral y visual perfecta. El estudiante ha demostrado seguridad en la exposición. Se han empleado recursos TIC en la exposición.
NOTABLE: Presentación oral y visual notable. Ha habido lagunas en la presentación pero se han empleado recursos TIC que han servido para salvar dichas faltas
ACEPTABLE: Presentación oral y visual completa y detallada aunque no se han empleado recursos TIC
PENDIENTE: La defensa no se ha realizado o, habiéndose hecho, ni se ha defendido con seguridad ni se han empleado recursos TIC

MESA REDONDA:
5: Ha demostrado un compromiso total en su organización y desarrollo. Ello supone implicación en la búsqueda y contacto con los expertos, la redacción del documento explicativo de la temática para los mismos, la elaboración del tríptico informativo y la puesta en escena y recogida de la sala.
4: Ha demostrado estar implicado en la organización y desarrollo de la mesa redonda, aunque no ha estado presente en alguna de las fases de la misma, por razones justificadas.
3: Se ha volcado en la redacción y elaboración de los documentos de presentación, pero sin presencia activa en cuestiones que requiriesen dedicación fuera del aula.
2: Ha asistido a la mesa redonda. Ha participado en el turno de preguntas y en la recogida de la sala.
1: Ha asistido como oyente, con una participación meramente reactiva.

Para la realización de líneas de tiempo existen numerosas aplicaciones (Dipity, Xtimeline, TimeRime, entre otras). En esta ocasión hemos optado por Time Toast. La razón es la posibilidad de presentarlo como listado. Esta alternativa es muy adecuada a la hora de definir un cronograma. Es muy potente como herramienta de autogestión del tiempo por parte del alumnado. Te dejo el link para que le eches un vistazo:
http://www.timetoast.com/timelines/872079